top of page
  • Foto del escritorRadardeVelocidad

Alessandros Racing sale con balance positivo, a pesar de las adversidades tras la primera fecha de Súper Copa Roshfrans

El Autódromo Monterrey resultó una dura prueba para los pilotos del equipo Alessandros Racing, Mario Domínguez y Rubén Rovelo, quienes, a pesar de mostrar poderío en las prácticas, siendo de los más rápidos, el resultado final no fue el esperado debido a contactos que echaron a perder todo el trabajo previo.

Sin embargo, a pesar de no obtener el resultado deseado, el equipo demostró una excelente evolución y un avance muy importante en el desempeño de sus autos dentro de Súper Copa, y esto quedó demostrado al marcar tiempo dentro de los punteros.


Alessandros Racing, con los colores de Heraldo Media Group, Grupo Andrade, Grupo Santana Vega, Fipresta, Global Jet Set, Gestomex y Symetry, vio como Rovelo a bordo del auto 28 se colocó segundo en la práctica 1, mientras que Domínguez, a bordo del # 26 hizo lo propio para quedarse dentro del Top-5 en esa misma sesión.


El mismo performance se repitió en la práctica dos, donde Rubén y Mario, ocuparon la quinta y sexta posición respectivamente. Con lo mostrado, ambos fueron considerados fuertes candidatos para las victorias en ambas carreras, donde cabe destacar que el formato de competencia cambió para esta temporada donde habrá carreras tanto el sábado como el domingo.


Desafortunadamente, casi al cierre de la práctica 2, los planes del equipo comenzaron a complicarse, cuando Rubén Rovelo, estaba realizando una vuelta marcando los mejores tiempos de la jornada, perdió el control de su auto impactándose en uno de los muros provocando daños irreparables, impidiendo así completar sus objetivos planteados para el fin de semana.


Por otro lado, Domínguez tomó el estandarte de Alessandros Racing y se dispuso a sacar la garra, en la calificación de la carrera 1, se colocó en la quinta posición de arrancada. Mientras que para la calificación 2, logró el lugar 14 de partida.


Al iniciar las actividades del hit 1 que se realizó el sábado, Mario arrancó poderoso y superó a un auto de inmediato, pero el gusto duró poco ya que una ponchadura lo obligó a entrar a pits lo que provocó que perdiera posiciones, ya con llanta nueva volvió a pista y de nueva cuenta mostró su velocidad, aunque sus aspiraciones por el podio estaban nulas.


Las esperanzas estaban puestas para el domingo, y aunque la remontada era un plan necesario, eso no asustó a Domínguez que sabía que tenía el auto para superar el reto. Pero de nueva cuenta la mala suerte hizo acto de presencia. El hit se retrasó por la lluvia que había caído en la zona minutos antes, la pista estaba resbaladiza y los pilotos debían tomar sus precauciones, pero ya con las condiciones necesarias las autoridades decidieron tomar la bandera verde.


Al aparecer la bandera verde, Domínguez se encontraba en la P14, pero antes de culminar el primer giro y luego de haber superado a un auto, uno de los participantes perdió el control de su unidad en el giro se cruzó en la trayectoria del # 26 provocando un fuerte impacto que hizo levantarse por instantes al auto provocándole daños importantes en la parte delantera de la unidad, a pesar de eso el piloto de Alessandros Racing, continuó en competencia.


Aunque el auto estaba dañado, Mario prosiguió y tras concretar rebases quirúrgicos se colocó P8 cuando se completaba la vuelta 9. Pero el contacto en la vuelta 1 cobró factura en el onceavo giro, y de la nada comenzó a perder ritmo para finalmente quedar varado a lado de la pista cuando su auto se apagó, perdiendo así la posibilidad de pelear por el podio.

 

Rubén Rovelo:

“Desafortunadamente no pudimos competir en las dos carreras de esta primera fecha, pero rescato que demostramos una buena velocidad, confiabilidad. Comenzamos muy fuertes el fin de semana, tenia un gran coche para pelear por las victorias, pero el contacto dejó el auto muy dañado. Es hora de seguir trabajando como lo hemos hecho en los últimos meses, la velocidad está ahí y solo es concretar, lo ocurrido este fin de semana solo me provoca más hambre por ganar, y así lo haremos”.


Mario Domínguez:

“No tuvimos el final que esperábamos para este fin de semana, trabajamos muy duro previo a la temporada y el coche estaba perfecto para ganar, pero una ponchadura en la carrera 1 y un contacto en la 2 (carrera 2) nos echaron a perder el trabajo. Tenemos todas las herramientas para ganar y así saldremos en las próximas fechas ya que tendremos dos objetivos, ganar y recuperar terreno en el campeonato”.


El siguiente compromiso dentro de la Súper Copa Roshfrans será el 19 de mayo cuando visiten el autódromo de León.


Texto y fotos por Prensa Racing.

 

Comentarios


bottom of page